jueves, 5 de agosto de 2010

a Verdú sobre la novela moderna

¿La bondad de quien? ¿Del crédulo comprador compulsivo de novelitas best seller?

Cuando un premio va unido a una condición política o al hecho de ser periodista, editorialista o cronista del grupo Prisa, Clarin, La Jornada, The New York Times o simplemente, hijo, amigo o amante del organizador del concurso, es ahí cuando detectamos que la novela moderna ha muerto en manos del escritor mediático.

Sí, lo digo por Isabel Allende, que se declaró enamorada de Obama, por el inexistente Benjamín Prado que gana con sus socios de la liga rosa todos los concursos del tren (poesía, cuento o lo que venga), Almudena Grandes de Sabina, que aprovecha la contracara de un diario masivo para adular a su patrocinador, y desmerece a un ignoto Fernando Neira, con lo cual ganan todos (Almudena, Fernando y el referencial amigo de Luis Montero y Benjamín Prado).

Yo les pregunto ¿cuánto cuesta que Juan Cruz te publique una nota sobre "un maravilloso concierto en Santander" y que merezca de los lectores anónimos 60 comentarios?
Pregunto, por curiosidad. Seguramente está fuera del presupuesto de cualquiera de nosotros.

Tienes una gran obra Vicente, pero a las estanterias de Argentina llega poco y nada. Y si se consigue a pedido, nos cuesta carísimo. En cambio en la mesa de ofertas hay de novelas intragables de cualquiera de tus amigos mencionados, rematándose por un precio equivalente a menos de dos dólares.


Lu

No hay comentarios:

Publicar un comentario