sábado, 28 de noviembre de 2009

a Cristina Civale

Felicitaciones y enbuenahora, Cristina.


Siempre que veo la cantidad de editoriales y, sobre todo, de nuevos libros que se presentan por año en una Feria que no se sabe si es para satisfacer el ego del autor, fomentar best sellers o amucharse sin sentido crítico literario estricto ante la presencia de músicos, actores, cocineros, periodistas, deportistas y conductores de radio y tv que hacen un negocio paralelo a su actividad específica con la asistencia de "negras" aprendices de escritoras, con o sin sueldo, siento que me estoy perdiendo de algo, que será irrecuperable: la trascendencia de una cultura argentina real y vital.

Mientras tanto la incuestionable decadencia camina por filas cada día más sospechosas y hay uno que firma una nota sobre la Presidenta en el Vaticano sin mentar los pactos secretos argentino-chilenos y británicos de entrega nacional, como testigo presencial de los delitos que dice apellidarse Curia, como si fuera un alias de "los códigos" delictivos, la esperanza sigue siendo una utopía.

Hace pocos días en la revista enie (que horror eso de enie por eñe), un artículo sobre un Festival anual de Samuel Beckett, firmada por Andrés Hax, estaba tan plagada de errores ortográficos, de sintaxis y con una redacción tan confusa y falta de estilo que fue un suplicio entenderla.
Estamos padeciendo el comienzo del fin, ratificado por el diario más leído a nivel nacional e internacional.
http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2009/11/19/_-02044382.htm


Una cosa es escribir un comentario en un blog, a las apuradas y como si estuviera uno debatiendo en un bar entre conocidos y otra leer en libros a muchos escritores que provocan repulsa, dañan la vista y el cerebro.

Me pregunto si no habría que revisar varios conceptos en materia de editoriales.


Lu anonada ante el visa versa del gran hermano holandés.
http://www.visaversa.be/

No hay comentarios:

Publicar un comentario