miércoles, 9 de septiembre de 2009

a podeti miravoces.

Una vez secuestré un avión en el vuelo, hice descender a toda la población en Miami y amenacé al piloto y a la tripulación de explotar la aeronave si no me concedían una audiencia con el ejemplar Calderón.


El tipo pensó que estaba hablando del Presidente y dueño del Real de Madrid, me miró con desprecio y me dijo:


Sh!!!! Cierre el pico, doña. Las minas no entienden nada de fútbol.


Lo que no se le ocurrió pensar es yo que estaba hablando del libro de Calderón de la Barca, porque la vida es sueño y los sueños sueños son... mirá vos.



Lu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario