miércoles, 23 de septiembre de 2009

Benjamín-

Que peligro para gente como Prado. Juan Urbano tiene razón. Se acabaron los amiguismoa y los premios entre complacientes de la pluma adicta que desprecian a los pueblos y no llaman a nadie por su nombre sino utilizando motes, alias y personificaciones despectivas.Esta nota fue escrita en el año 2002, después de los cacerolazos de Argentina. ¿Cuánta agua corrió bajo los ríos? ¿Cuántos premios y viajes lograron los afiliados de los grandes grupos Prisa -con sus editoriales serias, barriles, barrales y barrotes incuidos?Lo lamentable es que los que quisieron replicar a los embusteros, como quiso hacer L.A.F. cuando fue la desahuaciada víctima de un exquisito poeta y mucho peor persona real, solo recibió palazos, encarcelamientos, intentos de internación psi y risas despectivas.Hay que joderese.Es lo que les queda a los benajmines de Rota ( sede de armamentos nucleares ante una no tan hipotética guerra contra Oriente). Llorar, quejarse y escribir canciones con sus bufarros, como son Dylan, Springsteen y los que Meadow conoce tan bien como yo, porque es probable que sea uno de los aliados del enemigo íntimo.
24 de septiembre de 2009 4:12

No hay comentarios:

Publicar un comentario