sábado, 22 de agosto de 2009

a Verea

Sinceramente, lo siento mucho.


Este nuevo convenio AFA/Gobierno Nacional es el fin de una época dorada para relatores, jugadores millonarios, comentaristas, fabricantes de camisetas, ciudadanos que NO queríamos ver fútbol, sino que al revés, nos parecía que esa multiplicación ostentosa de billetes, era una herida bochornosa para los que están sufriendo la humillación de una pobreza indigna en un país exquisitamente dotado por la Naturaleza.

Avisé con tiempo:

Se les viene la noche.
Era previsible.
Los tontos se mofaban. Es lo que hay- decían.

El gobierno, que avalamos con nuestro PELUCHE (Perón, luche y vuelve) y que pensábamos que iba a instalar la justicia social y recuperar la tranquilidad de la generación del Flower Power, no solo nos defraudó, como sus antecesores, sino que manipuló, mintió, golpeó, se convirtió en despótico y autoritario y eligió un camino bipolar que nada tenía que ver con una enfermedad psiquiátrica atribuida a la señora PresidentA. ´

Le preguntaron a Lanata (que bien sabe todo pero sigue haciendo su petit negocio en los medios):
- ¿A qué le temen los K.?
- A las cacerolas- respondió.

¿A ver si adivinan quien fue la de la idea de las cacerolas batientes?


No es que sea bruja aunque muchos piensen que lo soy por herencia filogenética, pero permítanme decirlo para desahogarme:

Yo se los advertí una y mil veces. Por internet, personalmente. Deberían aparecer los testimonios en algún sitio ¿No?


La verdad verdadera es que el escándalo del de Sarandí & CIA, el silencio mediático del grupo clarin -por su sociedad perdida-, todo el asunto de los dos pájaros de un tiro, que cumpliendo órdenes de Calderón y de N.P.I., se subieron al balcón de la Rosada, un día después de haberse descubierto un cargamento de drogas bajo los escenarios, debidamente ocultado por la Sony del Top Manta y han vuelto al redil de los estadios del camorrero Maradona; la burla incitada hacia el Paco (de Lucía) por la persistencia en defender la Tercera Posición, la legalización de las drogas y los valores de la dignidad versus la corrupción y el desenfreno explícitos en la sociedad argentina; la proscripción de la CIA y el Proyecto Pandora, que nadie ignoraba, tras el corte de manos a Perón, que denuncié como un acto proveniente de la masonería de Gran Bretaña en complot con la Logia P.2, la CIA y otros peces gordos, gordos, mexicanos, colombianos, bolivianos: el apropiado triunfo electoral de los conjurados de ultra derecha (pacto de Olivos del 87, con intervención de Washington), para quebrar los pies de las acciones operativas de la centro izquierda que hoy lidero, y para mantenerme en una absurda etiqueta negra, con el objetivo de beneficiar sus operatorias del lavado de dinero del narcotráfico; el arte del engaño citado por don Julio G. en la mesa de Mirtha Legrand, recompensada con un Martín Platino por su omertá mafiosa con los vencedores de los conflictos de Faulkland Islands, Islas del Atlántico Sur, NOA, plataforma submarina, Antártida Argentina (es decir, la sinarquía internacional: ellos) no son sino el antecedente directo de este nuevo desastre.

Ni el Lole ignoraba lo que haría su segunda, con los superpoderes, porque la interna justicialista solo permitió dirimir quien iba a mandar de ahí en adelante, ni fue casualidad que cuando el gobierno hiciera aguas con el campo, y dejara al Vicealgo como un héroe, todos sabíamos que tarde o temprano acomodarían sus cuentas y sanseacabó. ¿O los radicales van a ser inocentes ahora?

¿Quienes perdimos, perdemos y perderemos?
Siempre los mismos: Nosotros. Nosotros.

Ya son muchos años de infamias.

Le llegó la hora a Clarín o bien, se decidirá a hacer los informes serios que el caso periodístico requiere, para explicarle a la ciudadanía lo que vino ocurriendo, lo que hizo la CIA conmigo y con las personas mejor dotadas de nuestra Latinoamérica, espiándolas y hostigándolas, aprovechando los hospitales psiquiátricos para ejercer presión y control total, y se dejarán de pactar con el diablo ya que tendrán que consultar a sus abogados porque próximamente deberán pedir el concurso preventivo (la publicidad oficial irá para el fútbol)y probablemente irán a la quiebra. Algunos miembros de la C.S.J. son parte del problema y no su solución.

Consideren el monopolio de papel prensa y el aumento de las consultas online de los periódicos en sitios cada día más abiertos, sin pay per read, y sin zupay, zupay.

El meollo no estará en la destrucción del grupo informativo clarin, sino que afectará a toda la prensa independiente, que por el estado de destrucción del mercado productivo depende de la publicidad de las entidades estatales para el ejercicio de sus actividades.

Si de todo esto no extraen una conclusión correcta:

Que Dios nos acoja confesados.




Lu


¿Ellos o Nosotros?
Nosotros. Nosotros.


El pueblo DEBE saber de qué se trata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario