lunes, 6 de julio de 2009

¿Serrat progre?

¿Serrat progre?


Por favor, Podeti. Sacate el barbijo que te impusieron para hablar.

Ni siquiera nos da risa que lo escribas.

Joan Manuel Serrat, que tiene hace décadas los derechos de "Lucía" y cuyas canciones son en su mayoría producidas por otros poetas o compradas al mejor postor a personajes anónimos, es un aburguesado empresario viñatero, millonario por su sociedad accionaria con la SONY BMG, empresa que tiene el fifty per cent de los derechos de autor de Los Beatles con el difunto Jackson.

Ciertamente, comenzó su ascendente carrera como agente de la KGB, ahora reconvertida y pertrechada en la ultraderecha europea, que ganó en casi todos los países de la UE (incluida la nación más pobre (Bulgaria), con antecedentes delictuales de corrupción de parte del guardaespaldas que la preside).

Serrat, está contra la lista negra y me retuvo conscientemente dentro de ella, etiquetada; fue cómplice privilegiado en una gira anual con el pájaro amadrileñado que no se sabe si es Judas o Satán. Pero, como era esperable, les redituó mucho el pacto de silencio y se quedaron con toda la plata de los conciertos, burlando a las musas una vez más, ante la vista de la prensa amordazada por orden superior.

Apareció una noticia, nunca más verificada, sobre la cantidad de droga que se encontró debajo de los escenarios. Posiblemente, la referencia de prensa fuera otro falso holograma sobre mí, pero el periodismo (cada vez más en crisis) juega con el público, miente descaradamente, no investiga sino que se vende, y al final, culpan a internet y las crisis -que ellos causan- de las monstruosas pérdidas que lo llevarán a la quiebra estrepitosa, dejando sin empleos a los chicos progres que hacen dibujitos, escriben relatos novelados y se (iba a decir, se cagan en, perdón) se olvidan del subdesarrollo de nuestro Sur, al que como no, le cantan... que también existe.

El "Nano" tiene una hijo que es productor televisivo, y una hija trabajando o haciendo como que trabaja en Gran Bretaña (¡lo más progre del planeta por lo visto!) y haciendo esa clase de tareas de periodismo que elucubra, inventa, manipula y enferma, para que en la provincia de sus socios del peri.net bodegueros argentinos instalen una antena que no nos beneficia en nada a los argentinos, y que todavía no comprendo de qué se alegran en Malargüe excepto por la coima enormísima que les corresponderá de parte de los Bordón / Cobos y CIA, que la gestionaron.

Ahorrate las ironías sobre la pandemia, dado que es una orden para estúpidos afeminados, que solamente países gobernados por los KaKás, puede aceptar como problema nacional, dado que el laboratorio Roche, que comercializa el TamifLU, es propiedad de Rumsfeld y otros socios de la CIA (halcones de Bush).

Teoría de halcones y palomas... no sé si te suena de algo.

La Pando es un personaje ficticio, que simboliza el proyecto Pandora, y me ridiculiza de paso cañazo, que ya que tenés amigos periodistas bien podrías explicar qué es ese "experimento con seres humanos" y por qué soy la eterna víctima de los monitoreos (toreos) y sus burlas discriminatorias.

La actriz ésta dicen que surgió públicamente por una cartita de lectores en el diario La Nación (casualmente cuando el grupo Mitre distinguió como carta del mes una firmada por mí, en la revista Rolling Stone, denunciando las componendas de don Gabo y su pandilla) y nadie se pregunta por qué los que ponen todo el tiempo imágenes de aquélla, gritando ofuscada y defendiendo lo indefendible, son los del noticiero del 13, en todas sus versiones, a las resultas que ellos son la competencia explícita del otro multimedio.

Pando figura en la wikipedia -a lo que hemos llegado, Dios, yo estoy vetada- casada con el teniente "Mercado", y al final la maldad de los escribientes no tiene nombre ni límites con personal que solo calla y aplaude los viajes alrededor del mundo que hacen los funcionarios a costa del pueblo.

Hay gente que se deja conquistar por un plato de sopa en la mesa. Pero, lo que ignora es que pronto le van a dar agua tibia con sal y pimienta, para engañarlos, porque articular el arte del pensamiento y la buena costumbre de la lectura, mejor ni hablemos.


Lu

Ballena blanca.
Canté pri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario