jueves, 9 de julio de 2009

para Pablo Giordano -

Este cuento merece un brindis, porque aunque no lo creas, la inventora de la teoría de los seis grados (o al menos la gran difusora de una teoría que nació en el seno de una sala con cien chicas de no más de veinticinco años, durante los 70) he sido yo, que trabajando para el Servicio Internacional de ENTel, recibía pedidos de periodistas que querían contactar a alguien en Rusia, por ejemplo, y tras una demora que siempre era "condicional", con la perseverancia que daba la juventud, -que todavía no había caído en el burn out de tu amigo Lorenzo- buscaba en hoteles, embajadas y tabernas, hasta dar con la persona con quien querían comunicarse y los ponía en línea.

Me enviaron varios regalos por eso, y hasta una mención de Bernardo Neustadt en un programa de radio, agradeciendo el esfuerzo de la operadora 112.

Tiempo más tarde tuve un fuerte distanciamiento ideológico con un hombre que parecía inofensivo y era un lobo. Pero esa, como bien decís, es otra historia.


Lu



Lo del húngaro, te juro que no es cierto.

No sería la primera vez ni la última en que la masonería intelectualoide inventa teorías retroactivas alimentadas por un experimento que llaman Proyecto Pandora, y que ay, me tiene como rehén de sus miserias, con proscripción de la CIA:


son INTERPOLACIONES, -perdón, se cortó sin terminar el mensaje- y te podría citar una lista increíble - a vos que te gustan las colecciones- de frases, ideas y discursos que no solo fueron copiados de mi inagotable fontana, y birlados a la letra por contemporáneos, a partir de un perverso espionaje obsesivo, sino que con la ayuda de la mano masónica de algunos nombres propios que he mencionado algunas veces, han hecho un abuso retroactivo, y textos "inéditos" aparecieron como de puño y letra de algún escritor famosillo del clan de don Gabo y su pandilla, a la que sin dudas, perteneció tu amigo Gabriel Bañez.


Saludos y cuidate.

Tu tocayo Roberto, el peluquero, amigo de Aníbal Supergabinete K - legari, te podrá contar el resto.


Lu

No hay comentarios:

Publicar un comentario