viernes, 17 de julio de 2009

Miguel, no sé si vas a publicar mis mails, pero esto ya no da para más. La aberración de un grupo de cretinos que se arrogan ser la religión judía completa desquicia a los lectores y enferma a los ingenuos (por desgracia, la mayoría de los argentinos que votó partidos de la ultra bipolaridad política, de la guerra fría).


Anteayer en TN estuvieron media hora con una noticia de lo más irritante para mi gusto:

BASILE, BARRAS Y CÁBALA.
Hablaban en ese discursito pedorro de la masonería local, en clave de kabbalah y se referían a un gato negro que le tiraron al técnico, enfocaban como si fuera todo un testimonio del mal agüero para su campaña. El otro mal agüero, el de la calle del cementerio de Avellaneda.




Lu

A ver si el NPI va terminando con las ficciones y empieza a contar la historia tal y como es. Ni pando, ni panda, ni Pandora, ni Pandemia.


Liberación para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario