viernes, 10 de julio de 2009

Ahora comprendo por qué Ana no responde a mis preguntas... claro, claro...

"Ella" se informa con Página Doce, con notas escritas por docentes universitarios, investigadores y científicos de la Argentina. Perfect.


Parece, que no toma en cuenta que la suscripta también sea docente de nivel universitario, investigadora - sin el andamiaje que paga el papito Estado Nacional-, y con un supremo respeto a la ciencia, por lo que no calcularé el daño eventual de lo que sería peor si sucediera "x", sino que me planteo


¿Por qué no está ocurriendo "y"?


¿Por qué no se nos dice toda la verdad al analizar las coyunturas sociales y económicas de la geopolítica, evitando sesgar lo que les resulta pernicioso a sus mezquinos intereses?


¿Por qué atarnos a viejas estructuras y sistemas de obstruccionismo para Argentina, por orden de un supremo ocultamiento a los que el actual Jefe de Gsbinete ha llamado "perejiles" y somos ni más ni menos que la carne del estofado?


Lu

(La metáfora culinaria es para irritar, envenar, jorobar, agriar, malherir, ofuscar, enfadar, endemoniar, molestar, incomodar, incordiar, cansar, chinchar, importunar, etc., a los escribidores a sueldo de la bipolaridad y los pactos secretos que han actuado como un cáncer maligno en las últimas décadas.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario