martes, 23 de junio de 2009

Sobre Visiones del tren (poema de Carlos Rodríguez Fernández -tierrafracio-)









Tu poema es asombroso. Una orfebrería imprescindible. No tienes idea cuánto poeta argentino debería leerte y comprender que la métrica, la rima y el armado del verso no son una tarea menor sino que fundan la base de la poesía.

No soy una buena crítica ni pretendo adularte (no lo haría si no me hubiera gustado tu poema): es simplemente extraordinario.

Lo único que te puedo decir, como observación crítica, porque repito, su perfección es abrumadora, es aquello que enseñaba Octavio Paz: sin pasión y sin razón no hay poesía. (Si no fue Octavio el autor de la frase él lo repetía a menudo en sus cartas).

Tu poema no se parece a vos hablando del Rey, por ejemplo, donde sí pones una pasión y una razón enfática. Tu poema es ¿cristalino? No sé, huele a limpio, seguramente.

En síntesis, el día en que sumes a tus virtudes artísticas inefables el sentimiento fogoso, que sé que tienes, serás el mejor de todos, supongo.

No tendría que decirte esto porque tarde o temprano serás famosísimo, recibirás premios de todo calibre y no volverás a hablar conmigo. Es lo que sucede cuando alguien llega a una meta y se la cree.




Lu

No hay comentarios:

Publicar un comentario