miércoles, 17 de junio de 2009

Me solidarizo con toda la gente de Pelota de trapo (a cuyos integrantes tuve el placer de conocer y puedo testificar por su honestidad intelectual y moral) y me congratulo de que, al menos, tengamos la posibilidad de investigar con fiscalías propias los crímenes que antes se "cajoneaban" por exceso de causas en Lomas de Zamora.

Después de más de veinte años desde que hiciera mi primer reclamo para tener Justicia propia en Avellaneda, podemos contar con un Polo Judicial, Jueces Penales independientes y que estamos en vías de tener nuestro propio Departamento completo con Juzgados en lo Civil y Comercial y sus respectivas Cámaras de Apelaciones (ojalá no tengamos que padecer otros 20 años más).

Al fin los abogados que defendían ideales lomenses y laplatenses pudieron inaugurar un espacio de Derecho institucional y nuestro, por el que peleé prácticamente sola, desde los medios de prensa locales, el Centro de Abogados de la Ciudad, la cátedra docente, y en los pasillos de los Tribunales provinciales y nacionales, durante décadas en tanto que recibía como respuesta a mis reclamos un modestísimo "no se puede".

Debido a que ejerzo la abogacía desde hace más de seis años y a fin de colaborar con la lucha por una mejor calidad ética en la aplicación del Derecho positivo, solicité nuevamente mi incorporación -que había suspendido por el retiro de la actividad- al Centro de Abogados de Avellaneda hace ya varios meses (se trata de una sede gremial local y no forma parte del Colegio obligatorio que nos permite ejercer la abogacía).

Todavía sigo esperando la aceptación de mis colegas profesionales.


@sí es.




Lu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario