miércoles, 13 de mayo de 2009

Escándalo, es un escándalo.






Muchas manos en un plato, hacen mucho garabato.




Saludos al Rey que tiene derecho de pernoctada en este país de mentirita (país jardín de infantes ¿no María Elena? cómo decía yo en la facultad del Museo Oligárquico Argentino, de planes Cóndor, toledistas y dylanianos).


The answer, my dear, is blowing in the wind.

No hay comentarios:

Publicar un comentario