martes, 5 de mayo de 2009

a Costa negra zalo76@gmail.com

Es que hay una edad de madurez intelectual (generalmente después de la Universidad) donde la mera lectura de la ficción novelada ahoga, no satisface.
Sin embargo, hay redescubrimientos, tales como los de la primera infancia. Volví a leer poesía a los 40, recordando un eco lejanísimo de mi infancia, adolescencia y juventud. A los cuarenta y algo comencé a escribir mis primeros malos versos. Hoy, doce años después, me consideran muchos enormes poetas (no soy modesta, como advertirás) la mejor de todos.

Ah, no... mejor miento y digo: "poetas eran Víctor Hugo y Goethe", quedo como una reina y de paso todos aplauden mi humildad y me dan premios (que si son en dinero, los aceptaré gustosamente, rechazando los de puro honor... o viceversa, bah algo así o como fuere).

5 de mayo de 2009 17:50

No hay comentarios:

Publicar un comentario