miércoles, 29 de abril de 2009

A Juan Cruz, periodista asistente a la feria del libro 2009

Que Vilariño descanse en paz.


Y que Mario Benedetti, antes de irse de este mundo, tenga la decencia de vomitar todo lo que bien sabe y calla, porque los hombres del Rey deben usar barbijo para evitar el contagio con la gripe porcina pero ese Rey ya no es el suyo.

Así también todos los uruguayos podrán descansar en paz. La omertà es pecado.




Lucía, las manos de Perón.


(La maga de nuestro bienamado Cortázar se llamaba Lucía, era uruguaya y en un confuso final murió ahogada en un río coronado de lágrimas por anarquistas intelectuales fanáticos del boxeo, de los cigarrillos franceses y de libros difíciles de digerir, que según ellos y su narcisismo ginecofóbico, la Maga era incapaz de recordar).





Tengo una Idea mejor: Si.

No hay comentarios:

Publicar un comentario